HOME | MAPA |
ALBUM DE FOTOS | LIBRO DE VISITAS | BUZON DE SUGERENCIAS |

bentelan e tachipirina

bentelan torrino picia.it


buy naltrexone 3mg

how to buy naltrexone link

EQUIPO PROFESIONAL
SERVICIOS
ARTICULOS
PREGUNTAS MÁS FRECUENTES Y CONTACTO
HONORARIOS
¿POR QUÉ CONTRATAR A UN ENTRENADOR PERSONAL?
PROPUESTAS DE CURSOS Y DOCUMENTACIÓN
CURSOS HIPOPRESIVOS Pinsach & Rial
NUEVOS ARTICULOS

edf40wrjww2TABLA1:B92

Mejorar la función sexual con hipopresivos

Por Piti Pinsach

D.E.A. Morfología Médica

Ldo. Ciencias de la Actividad Física y el Deporte

piti.pinsach@gmail.com

Son muy malas las noticias para los aficionados a realizar centenares de ejercicios abdominales. Se ha comprobado que proporcionan una barriga más prominente, más relajada, son la principal causa de incontinencia urinaria y de prolapsos en las mujeres y disminuyen las prestaciones sexuales. Hay muchas investigaciones que confirman estas afirmaciones y son argumentos más que suficientes para buscar opciones menos problemáticas y más eficaces.

Es interesante comprobar como el mismo primer mandatario francés Sarkozy ha declarado haber mejorado sus prestaciones sexuales con unos ejercicios que su entrenadora personal y la de Carla Bruni, Julie Imperiali le ha venido recomendando. Aunque después de comprobar que ejercicios específicos ha prescrito Julie Imperiali a Sarkozy y de averiguar los conocimientos que pueda tener de nuevas tendencias puedo confirmar, casi con toda seguridad que Sarkozy habrá mejorado la fuerza de erección de su miembro pero dificilmente la resistencia. Hace falta saber que es lo que más valora Carla Bruni para conocer su nivel de satisfacción y le conviene saber a la entrenadora personal que hay un método que reduce el perímetro de la cintura, proporciona una mejora postural y mejora las prestaciones sexuales.

Se denominan hipopresivos y son unas técnicas que provienen de la, hasta ahora, técnica más efectiva de reeducación en el post-parto. Logra reducir muy efectiva y rápidamente la cintura, recoloca los órganos internos y estimula de nuevo el apetito sexual en la mujer después del parto. En el hombre, al mejorar la vascularización de la zona, lo hace más resistente en sus prestaciones sexuales.

Estas técnicas están basadas en la gimnasia abdominal hipopresiva, una técnica que viene desarrollándose desde los años 80. Desde hace poco se está utilizando con mucho éxito por profesionales del ejercicio físico.

Se ha investigado y demostrado que la práctica de hipopresivos reposiciona, el eje de gravedad, disminuye las curvas excesivas de la columna y proporciona una sensación y apariencia de confort postural con más movilidad, flexibilidad, menor pesadez y disminución del dolor. Las investigaciones confirman que en 1 mes hay un reposicionamiento de la proyección del eje de gravedad, disminuyen las lordosis lumbares (p=99,9%), cervicales (p=99,8%) y cifosis dorsal (p=99,5%). Esto nos confirma que es un excelente método para mejorar la postura, es un normalizador postural.

Y lo más importante es que por un fenómeno de divergencia neurológica, de manera involuntaria, refleja, provoca un aumento del tono en el suelo pélvico y en la faja abdominal. Sin que la persona haga un esfuerzo abdominal, una contracción voluntaria,  siente cómo aumentan el tono y la dureza de la faja abdominal y del suelo pélvico. Esto ha  sido comprobado con electromiografías de profundidad y con manómetros.

Conviene tener presente que tener un buen tono en el suelo pélvico es la base para tener una actividad sexual intensa a cualquier edad.

Hace ya muchos años que se viene hablando de ejercicios para mejorar la vida sexual, los clásicos ejercicios perineales (Kegel, 1940) que aumentan la fuerza de la musculatura del suelo pélvico. Sin embargo, los últimos avances en investigaciones muestran que lo que importa no es la fuerza sino el tono muscular y los ya clásicos ejercicios de Kegel aumentan la fuerza igual que los ejercicios abdominales pero no el tono. Mejoran la fuerza de contracción en la vagina de la mujer y tal vez el ángulo de erección en el hombre. Es un logro importante pero sólo parcial.

En cambio, con los ejercicios hipopresivos se apunta que además se logra un aumento de la vascularización, de la cantidad de sangre que llega al suelo pélvico y pueden almacenar los cuerpos cavernosos lo que se traduce en una probabilidad de un  mayor engrosamiento del pene (www.zonauno.com) y en una mejora de la sensibilidad del clítoris. Esto se traduce en una mejora en la resistencia y la duración de la actividad sexual tanto para el hombre como para mujer.

Los resultados de este tipo de ejercicios, agrupados en las Técnicas Hipopresivas, están siendo demostrados por investigaciones en las que los sujetos mencionan unas mejoras espectaculares en su apetencia y rendimiento sexual. Estos estudios certifican además reducciones del 8% en el perímetro de la cintura en pocos meses de práctica. 

Las investigaciones apuntan que las técnicas hipopresivas, además de mejorar las funciones sexuales, tanto en el hombre como en la mujer, reducen la cintura, solucionan determinados problemas de espalda, aceleran la recuperación post-parto, previenen y solucionan incontinencias, pubalgias, cistitis, hemorroides, prolapsos, estreñimiento…

Práctica de un ejercicio Hipopresivo

La correcta realización de los ejercicios precisa del asesoramiento de un profesional de Hipopresivos por las implicaciones neuromusculares que se deben tener en cuenta, para asegurar la prescripción de una correcta progresión en función del dominio corporal de la persona y para garantizar una correcta técnica de ejecución y una buena progresión de los muchos ejercicios que existen. Los lectores se pueden hacer una idea de la complejidad de la correcta realización de los ejercicios iniciando su experiencia con el ejercicio que se ilustra en la fotografía.

La persona se coloca en cuadrupedia, con una ligera anteposición del cuerpo de forma que se hace recaer más peso sobre las manos que sobre las rodillas. Esta posición facilita realizar una contracción del serrato mayor que la persona debe ir intentando aumentar mientras está en apnea espiratoria (haber expulsado todo el aire de los pulmones). Entonces se produce un fenómeno de divergencia neurológica que provoca la relajación del diafragma torácico, una activación del sistema ortosimpático, una normalización de los músculos antigravitatorios y una contracción refleja del suelo pélvico y de la faja abdominal. En las primeras sesiones se logra la relajación del diafragma torácico y la activación del sistema ortosimpático.

Una de las ventajas, contrastadas científicamente, de esta técnica es que cuando la persona se coloca en cuadrupedia, se puede comprobar que la presión abdominal disminuye de 20 a 30 mm. de mercurio, simplemente por la posición. Con la contracción del serrato mayor y la anteposición del cuerpo la presión disminuye hasta 50 mm. Mientras que en todos los ejercicios abdominales clásicos los aumentos de presión son peligrosamente altos y las consecuencias de ello son graves, especialmente para las mujeres. Es por ello que estos ejercicios reciben el nombre de ejercicios abdominales hipopresivos.

 Confirmación de la eficacia de las Técnicas Hipopresivas

Para comprender el enorme valor de la técnica hipopresiva nos podemos imaginar lo que sucede con el envejecimiento y el sedentarismo. Con el transcurso de los años y la inactividad algunos músculos pierden parte de su inervación. Igual que cuando se inmoviliza un brazo durante algunos meses después, al quitar la inmovilización, se observa que no se puede mover el brazo por atrofia muscular y nerviosa. No somos capaces de hacer llegar las órdenes de movilidad o el músculo no puede llevar a cabo estas órdenes. De la misma manera, un abdomen abultado, prominente, en el que hace mucho tiempo que la faja muscular abdominal no ha recibido información de reducirse, ha perdido esta capacidad.

Se deben abrir caminos, vías neurológicas, que permitan activar las fibras musculares que realizan la función de faja natural. Todo ello llevará un tiempo y para tener éxito se debe realizar todos los días, o el máximo de días posible, durante un mes, la práctica de Hipopresivos durante unos diez a veinte minutos. Así se facilitará el aprendizaje, reduciendo el perímetro de la cintura con éxito y sin los problemas que acarrean los abominables ejercicios abdominales que se vienen realizando y prescribiendo. Posteriormente, cuando la persona tenga un dominio de la musculatura implicada, con realizar dos o tres veces a la semana los ejercicios mantendrá su faja abdominal en perfecto estado.

Son pocos los profesionales del ejercicio físico que conocen las Técnicas Hipopresivas y, por desgracia, al ser humano le cuesta admitir que desconoce algo. Es por ello por lo que algunos profesionales optan por decir que no creen que funcione el método cuando lo que deberían hacer es leer, formarse e informarse y probarlo personalmente para comprobar lo que certifican las investigaciones.

Para más información y para cursos específicos de Hipopresivos, www.hipopresivos.com  info@hipopresivos.com - 0034 609 368 176


 


ENTRENADORES PERSONALES - Servicio Personalizado - 2007 ©
entrenadorespersonales@entrenadorespersonales.cc
E-mail: piti@entrenadorespersonales.cc