HOME | MAPA |
ALBUM DE FOTOS | LIBRO DE VISITAS | BUZON DE SUGERENCIAS |

bentelan e tachipirina

bentelan torrino picia.it


buy naltrexone 3mg

how to buy naltrexone link

EQUIPO PROFESIONAL
SERVICIOS
ARTICULOS
PREGUNTAS MÁS FRECUENTES Y CONTACTO
HONORARIOS
¿POR QUÉ CONTRATAR A UN ENTRENADOR PERSONAL?
PROPUESTAS DE CURSOS Y DOCUMENTACIÓN
CURSOS HIPOPRESIVOS Pinsach & Rial
NUEVOS ARTICULOS

edf40wrjww2TABLA1:B9

Por Piti Pinsach
piti.pinsach@gmail.com / Tel 0034 609368176

Si has hecho o haces ejercicio físico para mejorar tu estética y/o salud haz esta divertida prueba que evidencia la ineficacia de los ejercicios abdominales que seguramente haces:

- Ponte de pie, relajado/a, respira profundamente y si es posible por el abdomen, haz 4 a 6 respiraciones profundas, cierra tus ojos, relaja tu cuello, deja que tu cabeza caiga relajadamente. Estás con los ojos cerrados y la cabeza que mira al suelo. Abre tus ojos y mira tu protuberante barriga! Y no entres la barriga voluntariamente pues no estarás siempre pensando en entrar el abdomen. La abultada barriga que has visto denota que tienes un pésimo tono de reposo.

Esto es debido a tu poco tono de reposo, tu bajo tono de base, que viene dado de manera involuntaria, son las fibras rojas inervadas por motoneuronas beta, las que te dan este tono. Si te impresiona verlo y entras el abdomen poniendo en tensión la musculatura encargada de ello estás incidiendo sobre tu musculatura voluntaria, la que entrenas y la culpable que disminuya el tono de reposo que es reflejo.

El tono de reposo viene dado por la actividad muscular de fibras de inervación involuntaria (motoneuronas beta). La acción muscular involuntaria, poner en acción la musculatura, tensar o contraer la musculatura está regido por fibras de inervación voluntaria (motoneuronas alfa)  

Podemos observar, con sólo ver la mayoría de las profesoras de gimnasios, sus alumnas (aeróbic, fitness, pilates, …) y deportistas, como cuando están en relajación, de pie o sentadas y sin hacer ningún esfuerzo para entrar el abdomen, tienen algo de barriga, su abdomen va hacia fuera. También muchos hombres que realizan todo tipo de ejercicios para disminuir su perímetro de la cintura tienen más barriga que antes de empeñarse en ello.

Es sospechosamente incongruente que unas personas que vienen ejercitando reiteradamente su musculatura, especialmente la abdominal, tengan algo de barriga en relajación, posean un muy bajo tono de reposo en esta musculatura.

Tanto profesionales como adeptos, cuando tensan la musculatura del abdomen, la que entrenan voluntariamente, la tienen firme y fuerte pero cuando la relajan su tono de reposo es menor que cuando no hacían ejercicio físico. El abdomen va hacia fuera y se observan más barriga. Conviene tener presente la diferente inervación de las fibras responsables de tensar la musculatura del abdomen, motoneuronas alfa y la responsable del tono de reposo que tiene la  musculatura del abdomen, motoneuronas beta.

Algo no está funcionando como profesionales y alumnos desean. Me encontré con esta misma problemática hace años y no sabía ni el porqué, ni si había solución. Ahora estoy en condiciones de explicar las causas y tengo la soluciones.

En este artículo clarificaré las causas de que, a pesar de realizar multitud de ejercicios, en reposo ,muchas personas se ven con barriga. Pondré un punto de luz sobre el porqué disminuye el tono de reposo de la faja abdominal y del suelo pélvico y como se puede aumentar.

Soy totalmente consciente de que mi teoría me enfrenta con algunos colegas de profesión y que molesta que alguien ponga en duda lo que se viene haciendo desde hace años. Aunque tanto para los profesionales como para los profanos es evidente la ineficacia del ejercicio físico que se está realizando con el fin de disminuir el perímetro de la cintura en reposo, incordia que alguien lo ponga de manifiesto. Considero que son tan inútiles y provocan tantos efectos nefastos los ejercicios que se están prescribiendo y recomendando que me veo obligado a hacer el ruido suficiente para lograr que se hable de ello, se cuestionen dogmas, se recapacite y evolucione.

Entiendo que un deportista, cuyo estudio biomecánico confirma que debe tener más fuerza (en cualquiera de sus manifestaciones) en la musculatura abdominal, debe hacer ejercicios abdominales para ello. Lo mismo le sucede a una persona que tiene un trabajo en el que se le exige que esté tumbado boca arriba y eleve su tronco o sus caderas, aunque no encuentro ningún ejemplo ni creo que exista. Pero muy pocos o ningún ejercicio abdominal clásico debe hacer una persona que desea una faja abdominal tonificada (con más tono de reposo), más acortada, efectiva para proteger la columna y para evitar lesiones (hernias inguinales, abdominales, umbilicales).

 Es evidente la problemática que engendra en ejercicio físico actual destinado a  la faja abdominal y al suelo pélvico. La incontinencia urinaria en la mujer que practica ejercicio físico o deporte es un 30% superior a la mujer que no hace ejercicio físico. Los prolapsos son mucho más frecuentes en mujeres que practican ejercicio o deporte que en las que no hacen este tipo de prácticas. Cada vez es mayor el descontento de los hombres y mujeres que practican ejercicios abdominales; no sólo no logran su objetivo sino que tienen más barriga que antes, les prometieron que solucionarían el dolor de espalda y duele más, tienen problemas de hernias abdominales, umbilicales e inguinales,…

Estamos obligados a buscar una solución y a cambiar muchos conceptos y ejecuciones. Debemos evitar la tradición, dejar de hacer algo porque se viene haciendo desde hace años pero que no sólo no funciona sino que lleva a problemas graves, conviene evolucionar hacia métodos que demuestran científica y prácticamente su eficacia.

El tono muscular de base o de reposo, el responsable de que estando relajados de pie o sentados tengamos más o menos barriga, no es voluntario, es reflejo. Viene dado por motoneuronas beta que inervan a fibras musculares muy pequeñas y que pueden disminuir su actividad, entre otras causas, en función de:

  1. El envejecimiento
  2. Las inflamaciones abdominales (crohn, tumores, alimentos en mal estado, la misma menstruación hace que unos días antes se vea la faja abdominal más distendida,...)
  3. Malas posturas cotidianas que aumentan la presión dentro del abdomen (estar mal sentados, ir en bici con posturas inadecuadas para la presión abdominal,..)
  4. Saltos, impactos, deportes y ejercicios que aumenten la presión en el abdomen. Se puede verificar con un manómetro vía rectal aunque es simple imaginar que cualquier tensión que hagamos con la musculatura del centro de nuestro cuerpo, para controlar un movimiento, provoca un aumento de presión en el abdomen.
  5. Ejercicios abdominales o que pongan en tensión la musculatura abdomino-perineal, bien sea en dinámico (clásicos ejercicios abdominales, abdominal serie de pilates,...) o en estático (ejercicios abdominales isométricos). Estos ejercicios le provocan al abdomen lo mismo que le sucede a un globo hinchado cuando lo  apretamos lateralmente (cuando contraemos el transverso voluntariamente con las fibras inervadas por motoneuronas alfa, de contracción voluntaria) o por debajo (cuando contraemos el periné elevándolo o cerrándolo voluntariamente, también con las fibras inervadas por motoneuronas alfa). El globo aumenta su presión, se distiende por otras partes.

En el abdomen, estas causas mencionadas, en especial los aumentos de presión, hacen que las fibras reflejas, involuntarias, inervadas por motoneuronas beta, se desprogramen, se desconectan y dejan espacio. Estando la persona en reposo se observa que se le abomba el abdomen e incluso puede sentir que desciende algo el periné. Hay menos tono de reposo, más perímetro de la cintura en descanso, cuando se está de pie o sentado, sin pensar en entrar el abdomen. Se observa más barriga y el suelo pélvico, en relajación, está más bajo, no sostiene eficazmente los órganos internos de la pelvis menor (vejiga, utero y recto en la mujer) como es su función. Esto es el principal desencadenante de la incontinencia urinaria de esfuerzo, de los prolapsos y de las disfunciones sexuales.

En referencia a los aumentos de presión que generan los ejercicios abdominales y la práctica físico-deportiva. Estoy totalmente convencido que hacer ejercicio es beneficioso para la salud pero se puede comprobar científicamente que la gran mayoría de ejercicios aumentan la presión abdominal (verificable con manómetro por via rectal) y esto es la causa de que disminuya la actividad de las fibras reflejas de la faja y del periné que están inervadas por motoneuronas beta. Disminuye su tono de reposo, se desprograman para dejar espacio y en reposo se observa un abdomen más protuberante, más barriga.

Con los aumentos de presión se pierde competencia abdomino-perineal y se puede comprobar como tanto el abdomen como el periné están desprogramados, no hacen su función de sostén. Para verificarlo se puede observar como al toser, al gritar o hacer un esfuerzo, el suelo pélvico desciende y la faja abdominal va hacia fuera. Es una prueba evidente de que se han desprogramado las fibras involuntarias, las reflejas, que deberían actuar unas milésimas de segundo antes aguantando el suelo pélvico, ascendiéndolo y entrando el abdomen. Todo ello de manera involuntaria, refleja.

Es imprescindible reprogramar la faja abdominal y el suelo pélvico. Es preciso activar las fibras musculares oxidativas (tipo I), las inervadas por motoneuronas beta puesto que los aumentos de presión, la edad, las inflamaciones, las malas posturas, el deporte, el ejercicio físico y, específicamente los ejercicios abdominales, hacen que disminuyan su actividad y se desprograman, desconectan, para que el tono de reposo sea menor y así disponer del espacio normal que precisan los órganos internos.

Para activar las fibras oxidativas, las responsables del tono de reposo, de base, las que están activadas cuando estás sentado o de pie sin pensar en entrar la barriga y/o subir el suelo pélvico, se puede lograr de dos maneras:

  • Contraer la faja y/o el suelo pélvico un 30% con el riesgo de que si lo contraes más se aumenta la presión y se genera el problema ya mencionado y si se contrae menos no llega a reclutar todas las fibras.
  • Lograr que de manera involuntaria, refleja, se contraiga la faja abdominal y el suelo pélvico puesto que esto garantizaría que se logran activar la gran mayoría de fibras oxidativas(precisan unos 25 segundos para tetanizar las fibras I).

Así pues si se logran diseñar ejercicios que con su realización se puede verificar (electromiográficamente) una contracción refleja, involuntaria, de la faja abdominal y del suelo pélvico, tenemos la solución a esta problemática. Aumentaremos el tono de base, de reposo, de la faja abdominal y del suelo pélvico, actuaremos sobre las motoneuronas involuntarias beta, lograremos reprogramar la faja abdominal y el suelo pélvico. En reposo la persona verá que tiene menos barriga, más tono y sentirá que su suelo pélvico está más elevado.

Hay un método, que hace 25 años se vienen practicando con éxito en el postparto, que ha demostrado lograr una activación refleja de la faja abdominal y del suelo pélvico, son las Técnicas Hipopresivas . En 2007 se empezaron a impartir estas técnicas a profesionales del deporte y del ejercicio físico y algunos profesionales de gimnasios y centros deportivos.

Estas Técnicas ha demostrado su eficacia y estas son las ventajas que aporta su práctica:

-Reducen el perímetro de la cintura en un 8%

-Mejoran la postura y disminuyen el dolor de espalda

-Aumentan el tono del suelo pélvico y de la faja abdominal en un 58%

-Mejoran las prestaciones sexuales al incrementar la cantidad de sangre que llega al suelo pélvico

-Disminuyen la incontinencia urinaria leve en un 95% y la moderada en un 60%

-Aumentan la fuerza en un 20%

-Mejoran la vascularización y la resistencia

-Aumentan la fuerza explosiva y la capacidad anaeróbica al aumentar el metabolismo hasta un 15%

Toda persona que haga ejercicio físico o deporte, especialmente si es mujer, debe reprogramar su suelo pélvico y su faja abdominal con esta técnica. Cualquier persona que desee reducir su perímetro de la cintura tiene en las Técnicas Hipopresivas el método más eficaz y seguro.

Los profesionales formados los encuentra en nuestra base de datos www.hipopresivos.com

En muy poco tiempo todos los gimnasios, centros de fitness e instalaciones deportivas incorporarán esta imprescindible técnica como una sesión o unos ejercicios más. 

Más información en www.hipopresivos.com - info@hipopresivos.com - 0034 609 368 176



 

ENTRENADORES PERSONALES - Servicio Personalizado - 2007 ©
entrenadorespersonales@entrenadorespersonales.cc
E-mail: piti@entrenadorespersonales.cc